Compartir es vivir:

miércoles, 5 de junio de 2019

Transporte interempresas, un ejemplo para reducir la contaminación


En colaboración entre los empresarios de Alcobendas y su ayuntamiento, desde hace 15 años, funciona el transporte interempresas. Una lanzadera que conecta las estaciones de Cercanías Renfe y Metro de Alcobendas con el polígono industrial, el parque empresarial del Arroyo de la Vega y el de la Moraleja.

La novedad es que ahora este servicio se digitaliza, lo que facilita el acceso a un servicio que ya usan 5.700 trabajadores a diario de empresas como Leroy Merlin, Konecta o Indra.

En Madricicleta.com hemos contactado con Silvia Alonso, Coordinadora de la Agencia de Movilidad de AICA, la asociación de empresarios de Alcobendas. Según sus cálculos, además del beneficio medioambiental, los usuarios también se benefician, puesto que se ahorran cada mes unos 120 euros de media (un vehículo privado supone una media de gasto al mes de unos 200 euros, mientras que el coste de participar en este proyecto sería 60 euros del abono transporte y los 20 de este servicio en concreto).

En su opinión, las empresas se benefician directamente porque supone "mayor puntualidad y productividad de los empleados", mientras que los trabajadores "evitan atascos y problemas de aparcamiento, además de que invierten menos tiempo para llegar al puesto de trabajo".

Ojalá con este tipo de iniciativas consigamos reducir el uso del vehículo privado. De los 70.000 trabajadores que vienen a Alcobendas todos los días, el 71 por ciento lo hace en su coche. Por eso, tenemos los problemas que tenemos en los accesos todos los días.






jueves, 11 de abril de 2019

Una nueva empresa en Sanse... y más coches


Próximamente, abrirá una nueva empresa sus puertas en Sanse. Lo hará en estos grandes edificios situados en la avenida Tenerife, justo frente al punto limpio.
De momento, sabemos que aquí estará la empresa Schneider Electric y poco más porque hemos hablado con los responsables de prensa de dicha compañía y dicen que no pueden dar más datos hasta que inauguren.
Sí hemos podido saber que cuando aquí tenía sus oficinas Dragados había unos 2000 trabajadores y que, ahora mismo, el edificio sólo cuenta con 690 plazas de aparcamiento subterráneas.
Es decir, que en breve tendríamos en nuestra ciudad unos 2000 potenciales usuarios de vehículo privado más.
Todo, en una zona (en el polígono industrial, junto a dos institutos) que ya tiene muchos problemas de aparcamiento, por lo que la circulación de coches para buscar plaza será mayor de la ya existente. Con la consecuente contaminación.
Por eso, planteamos ciertas dudas, ¿la empresa tiene algún plan para reducir el impacto de coches, por ejemplo un transporte lanzadera?
Es indudable que generar puestos de trabajo es una ventaja, pero no deberíamos plantearnos también ¿hasta qué punto no estamos congestionando la ciudad todavía más?
¿Es este el Sanse que queremos?



Compartir es vivir: